SERGIO GARCIA objetivo cumplido

 

Sergio García, Constantino Rocca, Darren Clarke, Jose María Olazabal y Seve Ballesteros, en el Volvo Masters European Tour de 1999. / DESMOND BOYLAN (REUTERS)
Sergio García, Constantino Rocca, Darren Clarke, Jose María Olazabal y Seve Ballesteros, en el Volvo Masters European Tour de 1999. / DESMOND BOYLAN (REUTERS)

Finalizaba el siglo XX cuando Sergio García se pasaba a profesionales en  medio de una gran expectación. Por fin Tiger Woods iba a tener un rival que lo bajara del pedestal. Tenía él 19 años y tuve la oportunidad de verlo en la Volvo Master en Monte Castillo en Jerez (Cádiz), allí competía con vacas sagradas del golf, Darren Clark, Colin Montgomery, Retief Goosen, Constantino Roca, Bernard Langer, Padraig Harrington, Lee Westwood y un largo etcétera entre los que estaban los españoles Miguel Martín, Ignacio Garrido, Chema Olazabal, Severiano Ballesteros y nuestro querido y admirado ganador de aquella Volvo Master 1.999, Miguel Ángel Jiménez.

Entre tanta figura del golf te esperabas que Sergio García se mostrara como un niño, como lo que era, pero lejos de hacerlo se presentaba en el campo con una actitud que en un par de jornadas nos puso a todo el campo en su contra. No podías acercarte a él, no le firmaba un autógrafo a los niños si le presentaban un rotulador, no paraba de llamarle la atención a cualquier espectador que pestañeara, en fin un verdadero antipático, así es que en todos estos años siempre ha estado a la cola de mis preferidos a pesar de ser español y un gran jugador. Hay que reconocerle el mérito de estar siempre arriba, le faltaba un Major pero ha ganado muchos torneos en Europa y en USA pero, a pesar de ello, nunca me ha enganchado. Miguel Ángel Jiménez ha ganado bastante menos y todos lo adoramos.

Esta semana en Augusta nuestra esperanza era Jon Rahm y a Sergio García lo teníamos en segundo término. La victoria de Rahm se pagaría a 23 euros mientras que la de Sergio se ha pagado a 43 (Me hubiera forrado). Como información adicional diré que la victoria de Dustin Johnson se abonaría a 7 euros. Bien, pues todo esto viene a significar que Sergio García no tenía la confianza de los aficionados, han sido 18 años persiguiendo un objetivo que lo ha tenido frustrado a él, a su padre y a sus seguidores. Quedó 4 veces de segundo en campeonatos de Grand Slam ¿Quién no pronunció el domingo frases como esta? Ya la está cagando como siempre.

Me alegro mucho por el Golf español por lo que para él significa. Porque lo medios estos días hablen, por fin, de nuestro deporte y ¿por qué no? por Sergio. Ahora que ya pertenece al Olimpo del golf puede ser más cercano, pasar al lado de los niños y golpearles la mano y no pasar como si no existieran y tener una frase de ánimo para su compañero/competidor, Justin Rose, en la ceremonia de clausura que bien se lo merecía por su comportamiento en el campo. Por cierto otro debutante en la Volvo Master de España.

Tu decides, esta semana cuando vayas a comprar un putt, ¿Cuál buscarás, el de Sergio o el de Rahm?  Mi decisión creo que está clara.

chema

 

Deja un comentario