SANTIAGO GANA Y LA CABEZA SE COMPRIME

En una jornada muy emocionante el equipo del Aero Club de Santiago ha quedado primero en la casa del Hércules al que le quitó ese puesto en el tiempo de descuento.

 

Aunque pueda parecer exagerado el utilizar terminología de otros deportes en el nuestro, lo ocurrido en esta jornada no deja de ser algo parecido. Santiago lideraba la clasificación el martes con 253 puntos, una media de 31,6, por lo que todo hacía presagiar que el ganador iba a ser algún equipo de la segunda jornada, el que tenía más papeletas era el local de Larín, el Hércules, y así sería de no ser por un inspiradísimo Luis Javier Yebra Pimentel, de Santiago, ganador hándicap del segundo día, que completó una vuelta con 38 puntos lo que le suponía a su equipo sumar 10 puntos más ya que eliminaba una tarjeta de 30 puntos de su octavo jugador, pasando a totalizar 263 puntos, los mismos que lograba el equipo del Hércules a los que el empate les favorecía, pero apareció la tarjeta de un segundo jugador, José Manuel Lenzos, que también jugó el miércoles, que con 31 puntos eliminaba otra tarjeta de 30 y conseguía el punto que necesitaba Santiago para clasificarse de primeros. Gran resultado para los de la capital que los sitúan segundos en la clasificación general a 7 puntos de Val de Rois.

 

Como anécdota adicional, Julio Yebra, el hermano del héroe, totalizó 34 puntos y fue el segundo mejor jugador de Santiago además de quedar 2º hándicap el primer día, gran jornada para los Yebra. Esos mismos puntos los hizo Manuel Araujo que le sirvieron para quedar 3º hándicap.

El Hércules jugaba como local y se le escapó el primer puesto como ya he relatado. Su mejor jugador fue José Manuel Subiela que llegó a los 36 puntos y fue segundo hándicap el segundo día, seguido de Manuel Ferreiro que con 35 puntos fue tercero. José Antonio Pérez Muiño fue el ganador scracht del segundo día. Ahora el Hércules se encuentra en tercer lugar a 8 puntos de Rois y a uno de Santiago.

 

El tercer clasificado fue Miño, gran conocedor del campo del Hércules, que poco a poco va sumando puntos y ya encuentra a uno solo de Campomar. Su mejor jugador fue Juan Pedro Luz Catalán que sumó 35 puntos.

 

El cuarto puesto lo ocupó Val de Rois en una jornada en la que, claramente, han pinchado. Pero como tenían mucha ventaja poco les ha supuesto el pinchazo. El mejor hombre de Rois fue Eduardo Paz, ganador del scracht del primer día.

 

Campomar fue quinto, con un gran Fernando Bouza que totalizó 38 puntos y fue el ganador hándicap del primer día.

 

La Torre quedó sexta clasificada y bastante hicieron a tenor de lo ocurrido como relataré al final.

 

Y cerró la clasificación el equipo de Augas Santas que pese a los problemas de confección de plantilla siguen ahí jornada tras jornada.

 

Los ganadores del mejor approach fueron; Francisco Javier Aneiros de Val de Rois y José M. Pita de Campomar y las paletas de jamón le correspondieron a Juan Encinar y a José Antonio Pérez Muiño, baja jornada chaval.

 

El campo del Hércules se presentó en magnificas condiciones y no se entiende muy bien los resultados tan bajos, en un campo que tradicionalmente son muy altos ya que tiene el mayor slope de Galicia. Se nota el gran esfuerzo que se está haciendo en el campo para elevar su calidad.

 

La restauración nos encantó a todos. Todo muy sencillo pero todo muy rico. En esta faceta el restaurante del Hércules suele estar siempre entre los primeros.

 

Y toda la jornada hubiera sido magnifica sino tuviéramos el martes la fatal noticia del fallecimiento de Sofía Pastor, la capitana del equipo de La Torre. En apenas un año, el pasado, ya que este año no pudo ejercer el cargo por encontrarse enferma, nos conquistó a todos por su positividad y la alegría que demostraba en todo lo que hacía. Gran perdida para todos pero especialmente para el equipo de La Torre. El miércoles se realizó un minuto de silencio antes de iniciar la prueba. Sofi has dejado huella.

 

  1. Jesús Carreira Sebio

    En general el campo estaba bastante bien, pero algunos bankers estaban sin arena alguna y alrededor de éstos la hierba
    altísima, imposible jugar la bola.
    Por otro lado no me extraña los bajos resultados ya que algunas banderas estaban “imposibles”, creo que fué el año que en general peores resultados se obtuvieron, sobre todo por parte del equipo anfitrión.
    La comida en general bien, solamente un pero, algunos salen de casa sin desayunar y un café y unas pastas antes de salir al campo no vienen nada mal, creo que a las 9:00H. ésta debía estar abierta y no a las 9,30H. como hicieron.

Deja un comentario