EL MASTER SE JUGÓ EN EL AEROCLUB DE SANTIAGO

Este año la Ruta do Viño quiso finalizar su temporada con un torneo individual en el cual participaran los jugadores más destacados de cada equipo tomando todos los resultados de la Ruta. En total 108, es decir 9 por cada equipo.

Desde primera hora y en plena actividad de montar las bolsas en los buggys y retirar las respectivas tarjetas se veían muchas caras más sonrientes de lo habitual. No porque el personal no sea agradable sino porque se notaba en el ambiente que algo especial había ocurrido. Al ponerme en la cola para retirar mi tarjeta noté que un jugador del Aero Club de Vigo se puso a cantar, dirigiéndose a mi, la Rianxeira. Lo comprendí todo. La hazaña del Celta dándole una soba al Barcelona en Balaidos iba a ser el tema de conversación de toda la jornada y no era para menos. Que golazos de Nolito y los dos de Aspas. No me extraña que nuestros vecinos de Vigo y muchos gallegos de toda la Comunidad hayan disfrutado con el Celta el miércoles, y lo dice un socio y aficionado del Depor. Enhorabuena.

Y volviendo al golf, a la 10 de la mañana iniciamos el recorrido, cada partida desde un tee, desgranando cada hoyo de un campo que, después de la sequía de Julio y Agosto, se presentaba en unas magnificas condiciones con ese color verde que significa a los campos gallegos. Pero no solo el color destacaba, también lo hacían las calles pero, sobre todo, los greenes. La bola corría y rodaba por el sitio que la tirabas sin dar saltos ni cambios imprevistos de rumbo. Es cierto que al rought aún tiene muchas calvas pero esto es como un niño que necesita varios años para tener pelos en las piernas. Démosle tiempo y el AeroClub será un gran campo. Duro para nosotros pero eso tiene fácil arreglo, la flota de buggys de Santiago debe ser el 40% de los buggys de los campos gallegos y a un precio muy razonable.

Ribera-del-GuadianaHablando de buggys hay que tener mucho cuidado con su manejo. El buggy da muchos sustos, sobre todo cuando circulan por sitios distintos a los caminos. Su adherencia en la hierba no es buena y hacer un trompo es muy fácil. Ojo con ellos. Además, y es bueno que el personal lo sepa, los accidentes de los buggys no los cubre la póliza del seguro de la Federación y debe ser el seguro del propio buggy quién lo haga, si lo tiene.

Le pregunté a un compañero de partida, ¿Tu que estrategia llevas? Me pongo en el tee y le doy fuerte a la bola, y entonces a partir de ahí, voy viendo…

Finalizada la prueba degustamos un aperitivo en la cafetería del club y pudimos recrearnos con las fenomenales vistas desde su Partenón particular, situado en un lugar privilegiado que domina todo el campo y el valle por donde trascurre el río Tambre. Después disfrutamos de la comida en su fenomenal comedor en donde, eso si, corres el riesgo de quedar afónico. Todo el mundo quiere contar que jugó muy bien, lástima que hiciera 5 rayas.

El vino que pudimos degustar fue un Ribera del Guadiana que nos sorprendió a todos muy gratamente. Se trata de un vino extremeño muy suave y de moderada acidez que combinó, perfectamente, con todo lo que comimos pero especialmente con los callos.

Los resultados estuvieron acordes con el día de Veroño que disfrutamos. El ganador hándicap, Roberto Rueda Rua, totalizó 43 puntos,  que estuvo tan preciso con los palos como Nolito con el pie, mientras que el segundo clasificado y el tercero sumaron 40. Manuel Rodríguez Riveiro y Evaristo García Piñeiro ocuparon esos respectivos puestos.premio-1

El ganador Scracht fue Manuel Ramos Moreira y el mejor approach le correspondió a Alberto Coelho Amo.

En la entrega de premios nos acompañó el presidente del AeroClub de Santiago, Celso Barrios, que tuvo unas palabras de agradecimiento por la presencia de la Ruta en Santiago. Un agradecimiento que es mutuo por todas las atenciones recibidas.

Y llegó el sorteo y el 50% de los asistentes llevaron algo para casa. Unos para beberlo, otros para vestirlo o taparse con él y algún otro para disfrutarlo en el Balneario de Mondariz, a todos enhorabuena.

Y para terminar algo acorde con las fechas. Dos catalanes se encuentran en la calle. Uno de ellos iba caminando con su anciana madre y el otro le dice: Hombre, Josep, cuánto tiempo ¿Que es de tu vida? Pues… aquí estoy con mi madre, la pobre se ha quedado sorda y ciega. ¡Collons que putada¡ ¿Y qué… la llevas al médico? No, no, voy a que le corten la luz y el teléfono.

Firmado:

firma

  1. José Silva Rodríguez
    |

    Sí que es tacaño el tal Josep!

Deja un comentario