El campo de SANTIAGO dejó una Ruta do Viño disputadísima

No hacia falta ser muy adivino para suponer que el Rac de Santiago iba a ganar su prueba. Así fue, lo hizo con total autoridad en unas jornadas de mucho calor y de mucha ingesta de agua. Los buggys salieron todos al campo y la zona de recepción se asemejó a una pista de coches de choques que por fortuna no hubo. Faltaron los Bravos para estar todos, podríamos ser los mismos de hace 50 años aunque un poco perjudicados, sobre todo Mike Kennedy.

Hasta ahora achacábamos los malos resultados a la lluvia, ahora también al calor. No fueron buenos estos días en Santiago, sólo 3 jugadores superaron la barrera de los 36 puntos. ¿Realmente fue el calor o la velocidad de unos greenes fantásticos en su presentación pero que tienen más peligro que Sergio Ramos con un trofeo en la mano? Claro que el rought (?) también se las trae. Bueno pues estos tres asuntos dieron como resultado que las puntuaciones, en general, fueran bajas. Pero no nos olvidemos que el campo estaba igual para todos y unos se espabilaron más que otros.

Como he anticipado el Rac de Santiago quedó de primero y consigue una pequeña ventaja sobre Ría de Vigo que ahora es la que está a 2 puntos de los compostelanos, se invirtió la clasificación de ellos dos. Muy buenos los 37 puntos de Jesús Verea y los 36 de Julio Carril y de Carlos Ramos. Ojo con Julio que quiere disputarle la posición de honor en la clasificación general a su compañero de equipo, Manolo Pais.

La sorpresa de la jornada la dio el equipo del Hércules que quedó segundo sin tener una tarjeta alta pero como mucha homogeneidad en sus resultados. El puesto conseguido en Santiago los sitúa en sexta posición de la tabla. Habrá pelea hasta Augas Santas para saber que equipo jugará la final ocupando el sexto puesto. Mondariz está a un sólo punto y Miño y Rac de Vigo no están descartados pero para ello tienen que apretar en las 3 pruebas que restan antes de esa final. De nuevo el jugador más destacado del Hércules fue Luis Nuñez que ganó el premio scracht.

El tercer puesto lo ocupó Val de Rois que los coloca en la clasificación general en el mismo lugar, en una pelea con Chan do Fento y Campomar por ocupar ese mismo puesto en el podium del final de la Ruta. Esperante Ces fue su jugador más destacado que totalizó 37 puntos.

Mondariz sacó sus mejores galas y consiguió el cuarto puesto que los sitúa en el séptimo lugar de la clasificación, en una bonita pelea con el Hércules. Xosé Meixoeiro fue su jugador más destacado del equipo y de todos los que jugaron estos días en Santiago, sus 41 puntos resultaron ser estratosféricos, en cambio su líder natural, Yolanda Iglesias, no tuvo su día y quedó relegada en la clasificación general individual, pero tiene margen para recuperarse, seguro.

Ría de Vigo ocupó la quinta plaza. No fue el mejor resultado pero tampoco fue una debacle. Ahora están 2 puntos por detrás del Rac de Santiago pero quedan 4 pruebas en campos muy complicados, el primero Campomar. Narón puede ser un lugar para obtener ventaja pero ojo que también puede ser para quedar descolgados, esto va para todos los equipos. Román Lorenzo fue el jugador que más aportó para Ría de Vigo, lo hizo con 36 puntos.

Campomar fue sexto en Santiago. No es un gran resultado pero si el suficiente para esperar a la próxima semana y, allí, en Narón dar un golpe de autoridad que les permita tomar distancia en la tabla.

De séptimo quedó Chan do Fento. El equipo de Eugenio está perdiendo un poco de gas y se ha descolgado de los primeros puestos, ahora su lucha tendrá que ser por el tercer puesto. Tienen que invocar al espíritu de los Pretorios de Meis y volver a la senda que siempre han tenido.

El Rac de Vigo se clasificó en octavo lugar. Los 4 puntos conseguidos aún los mantiene con esperanzas de alcanzar el sexto puesto pero para ello tendrán que mejorar en estas últimas jornadas.

Augas Santas y Montealegre no pudieron rendir en Santiago a su mejor nivel y ocuparon los puestos noveno y décimo, respectivamente. Quizás el objetivo de equipo lo tengan complicado pero si con ese no se puede, habrá que luchar por objetivos individuales.

Y de undécimo quedó el equipo de Miño. Llevan 2 jornadas en esta posición y es llamativo el bajón que han tenido, desde luego no se corresponde con la calidad de sus jugadores. Es cierto que aún tenemos que jugar en su campo en el que, por cierto, me consta que la nueva dirección está trabajando con mucho sentido para recuperarlo en poco tiempo y tiene como objetivo que cuando vaya la Ruta allí, tenerlo en las mejores condiciones. Merecen nuestro reconocimiento por la gran labor que están desarrollando.

De igual modo hemos de felicitar al personal del Rac de Santiago y al propio Club por todas las atenciones recibidas estos días. Se nota cuando la Ruta do Viño es apreciada en un campo y Santiago siempre está en lo más alto. Muchas gracias a todos y especialmente a su capitán Pancho Ramos.

Y ya estamos entrando en la fase final de la Ruta, nos queda este mes para mejorar posiciones en espera de la gran final de Augas Santas. Todas las clasificaciones están muy reñidas así que las casas de apuestas se están haciendo de oro. Yo, de momento, tengo perdidas unas cañas con el equipo de Miño.

La anécdota de la jornada fue que no hubo nadie que haya dejado su bola en el green para el mejor aproach. Realmente no fue así ya que sí hubo varios jugadores que lo hicieron pero se despistaron y no marcaron la correspondiente distancia. Cosas del directo. El caso fue que como el premio quedaba desierto decidimos entregárselo a Roberto Lopo en desagravio al bolazo que llevó en el campo, por suerte sin consecuencias pero doloroso seguro. Tanto el ejecutor como la víctima agradecieron el detalle y Roberto se fue contento. Esto no quiere decir que esta práctica sea aconsejable.

 

 

Deja un comentario