CAMPOMAR FUE EL QUE VOLÓ MAS ALTO

Esta semana el viento fue el protagonista en Campomar, si nos dedicáramos a la vela o al parapente, me imagino, tendríamos un tiempo ideal pero jugando al golf los únicos que han salido beneficiados han sido los departamentales de Campomar y los recolectores de bolas que se habrán forrado, por lo menos 3 por jugador.

Y fue una pena porque el campo se encontraba en muy buenas condiciones, de las mejores en las veces que lo hemos jugado, y las mañanas no pudieron ser más luminosas pero, paradójicamente, a la gran mayoría de nosotros se nos apagaron las luces y del mismo modo que había ocurrido en Mondariz los resultados fueron muy pobres. Los 224 puntos conseguidos por el segundo clasificado, Aero Club de Santiago, en condiciones normales los hubieran colocado en los últimos lugares pero en Campomar no, y ya van 2 años consecutivos donde el tiempo se nos pone en contra.

 

El tablón de mérito fue el siguiente en el primer día: ganador hándicap Iván Calderón González, del Hércules, con 32 puntos, segundo Manuel Fernández Fernández, de La Torre, también con 32, tercero Manuel Pais Pazos del Aero Club de Santiago con 31 y el ganador scratch fue Pablo López Salgueiro de Augas Santas.

 

En el segundo día el ganador hándicap fue: Gumersindo Méndez Doce de Campomar, con 34 puntos, segundo José Manuel Fernández Manso de Campomar también con 34 y de tercero quedó Julio Fraga Mato de Miño con 32. El ganador scracht fue Orlando Oio Vázquez.

 

Los mejores approaches fueron para Antonio Castro Galante del Aero Club de Santiago y para Eduardo Paz Silva de Val de Rois.

 

Metiéndonos de lleno en lo ocurrido en Campomar, los locales arrasaron, 7 jugadores superaron los 30 puntos y terminaron la prueba con varias vueltas de ventaja. Sus mejores jugadores excluidos los ya nombrados fueron: Luis Sierra Carral, José Manuel Pita Pita, José Manuel Verdía, José Ángel García Montero y Manuel Romero Martín todos con 31 puntos.

 

La victoria de Campomar y el cuarto puesto de Val de Rois agrupa la cabeza de la clasificación general que la lidera Val de Rois con 14 puntos pero seguido por Campomar, Hércules y Aero Club de Santiago a tan sólo 2 puntos.

 

Esperamos que esta victoria sea un aliciente para los nazarenos de Narón y que en pruebas futuras se presenten con todo su armamento, que es mucho.

 

De segundo quedó el equipo de Santiago que supo agarrarse al campo en un día complicado. A nadie le sorprende que esté en el grupo de cabeza, tiene una plantilla amplia con grandes jugadores en sus filas y con el jugador más regular de Ruta do Viño, Manuel Pais.

 

El Hércules se clasificó en tercer lugar, su actuación fue muy dispar mezclando resultados aceptables con otros sorprendentes.

 

A Val de Rois se le atraganta el campo de Campomar, ya el año pasado habían hincado la rodilla y esta semana a punto estuvieron de hacerlo nuevamente. Sin embargo el primer puesto logrado en Mondariz los mantiene al frente de la clasificación.

 

De quinto quedó el equipo de Miño, los 3 puntos conseguidos en Campomar los sitúan en la quinta plaza de la clasificación general, de momento en tierra de nadie, pero un buen resultado en futuras pruebas los auparían a los puestos de cabeza.

 

Augas Santas se clasificó en el sexto lugar, la gran actuación de Pablo López Salgueiro no fue suficiente para estar más arriba pero ojo con el equipo de Ferreira de Pantón que la próxima prueba es en Lugo y ahí son claros favoritos.

 

Y cerró la clasificación el animoso equipo de La Torre. La verdad es de los equipos que está más acostumbrados a jugar con el viento, que se lo digan al Mar Egeo, pero en Campomar sopla de otro lado y los cogió desprevenidos. Me consta que el equipo tiene mucha ilusión por esta competición y que lucharán por estar más arriba al final de la Ruta.

 

De la restauración de Campomar poco podemos añadir, simplemente espectacular, año tras año les tenemos que dar una estrella Michelín, nos gustaría que este año se nos agotarán las estrellitas, de momento en este aspecto vamos muy bien. Enhorabuena a todo el equipo de Campomar, son pocos pero buenísimos, merecen un gran aplauso por todo lo que nos ofrecen cada vez que vamos allí.

 

En Campomar inauguramos lo que va a ser una costumbre en todos los campos y en todas las pruebas, el sorteo de una paleta de jamón, en esta ocasión los premiados fueron; Gil Guitián y Julio Fraga.

 

La siguiente cita será en el precioso campo de Lugo, un campo que hemos incorporado el pasado año a la Ruta y que, a todo el mundo, le gusta muchísimo. Este año vamos a tener la posibilidad de disfrutarlo más jugadores, ojo sin masificarlo, así que si no estás clasificado para jugar, apúntate igualmente que va a haber muchas plazas de invitado.

Deja un comentario